Categoría: Nacional

“ …Por eso hablo”

XI Encuentro Nacional de Acit Joven

Con este lema nos hemos convocado más de 220 personas, entre animadores y jóvenes, en Loeches, (Madrid), el 30 y 31 de Octubre para compartir juntos el deseo de vivir un cristianismo más exigente y comprometido con este mundo que sufre cada día los horrores de la injusticia y de la explotación. Animados por las palabras de Poveda, queremos ser “voz” de los “sin voz” con nuestras palabras y acciones.

 

Los Objetivos del Milenio, que azuzan nuestros oídos estas semanas a raíz de la cumbre de la ONU que evaluaba su realización el 20-22 de Septiembre, han sido nuestro eje de fondo. Tomar conciencia de lo lejos que estamos de poder llegar a erradicar la pobreza y la enfermedad, de lograr que todos los niños y niñas del mundo  puedan acceder a la educación, de cuidar nuestro medioambiente, de unir esfuerzos para el desarrollo de todos los pueblos. Tratar  de dar un paso más personal y colectivamente para que, en la medida en que podamos, contribuyamos a que en el 2015 este mundo que nos acoge sea un poquito mejor para todas las personas que lo habitamos. Este es nuestro modo de celebrar estos cien años de vida de la Institución Teresiana, de la que nos sentimos parte activa.

Iniciábamos nuestro encuentro animados por muchas personas que nos hacían llegar su apoyo y fuerza. Entre ellas, la Directora General de la Institución Teresiana, Loreto Ballester, presente a través de M. Luz Renuncio, vicedirectora General, que nos alentaba en la urgencia de dar testimonio del Jesús de la Vida.  Nos recordaba las palabras de Poveda: “Mi creencia, mi fe, no es vacilante. Es firme, inquebrantable. Creer bien y enmudecer no es posible.” Con ellas nos recordaba el estilo de nuestra presencia en nuestros ambientes: comprometida y activa. Nos invitaba también a explicitar  la fe que da sentido a nuestros actos.


A continuación un vídeo sobre AJ con la canción del grupo “180º”, “Tiempo”, que pone música al Eclesiastés: Hay un tiempo de callar, otro de hablar, de sembrar, de recoger, de gritar, de enmudecer…”, daba la voz a Eloísa Montero, Coordinadora Nacional del Movimiento Acit Joven. Retomaba las palabras de Pedro Poveda subrayando “lo difícil que resulta hoy ser creyente y actuar como tal en la sociedad actual”. Recordaba las dificultades de Poveda en sus inicios en Guadix. Dificultades que no le acobardaron porque su fuerza era el Amor: “La caridad inventa mil maneras de ayudar y amar”, decía Poveda. El Amor a Dios y a las personas eran su eje. Ante las necesidades que veía no se rendía. “Fue un rebelde con causa”. No se rindió a aceptar la realidad porque le dijeran que no se podía hacer nada. Eloisa Montero invitaba a los allí presentes a no desanimarse y a no caer en esa falsa idea de que no vale la pena hacer nada. A escuchar hoy a Pedro Poveda que nos invita a no vivir al margen del sufrimiento de tantas personas, que nos invita a no seguir con nuestra vida acomodada y de consumo innecesario, a decir una palabra oportuna, a dar razón de nuestra fe, a ser “la mejor versión de nosotros mismos”, de dejar que Dios se muestre a través de nuestras acciones, de consentir ser su mano que levanta, su boca que habla, su oído que escucha, sus ojos que contemplan…

Tras estas palabras, se pasó a presentar a las personas allí presentes y a los sectores que representaban. Un vídeo con fotos de los grupos y con un Objetivo del Milenio al que querían responder daba paso a la representación dramática y plástica de la respuesta -propuesta ante los diferentes retos propuestos.

Los diferentes encuentros de los grupos en las horas posteriores facilitaron el intercambio de maneras de ser y hacer de los distintos adolescentes y jóvenes. Talleres  sobre Danzas del mundo, Instrumentos, Cuentacuentos, InteRed, Género, sirvieron para profundizar sobre algún aspecto a conseguir de los Objetivos del Milenio.

Algunos testimonios nos transmiten lo vivido en el taller: Ángela, Ana y Candela de Alicante destacaban de su participación en el taller de Danzas del mundo, no sólo el conocimiento de distintos bailes, con lo que de divertido y de fiesta tiene, sino el saber su sentido y la historia de la civilización o pueblo que representan. Paula y Yolanda están encantadas de su participación en el taller de Cuentacuentos, en el que han participado activamente creando sus propios cuentos en grupos ante las diferentes situaciones problemáticas que existen o elaborando entre todos un cuento común. Clara, Elvira, Carmen e Irene salen entusiasmadas del taller de instrumentos en el que han conseguido hacer palos de agua reciclando tubos de cartón de rollos de cocina. “Además de aprender a hacerlo, nos ha servido para intercambiar entre nosotras, compartir y ayudar a otros. Era un ambiente relajante y tranquilo”, decían. Del taller de género destacan Mar y María la dinámica participativa y el interesante debate.  Les ha abierto otras perspectivas. Alberto, que sale del taller de InteRed, destaca la transmisión vivencial de la experiencia en Guinea.

A media tarde, una gymkhana, elaborada por Francesc Tous y representada especialmente por Mercè Tous, en el papel de Josefa Segovia, y Pablo Durá en el de Poveda, ayudaba a conocer algunos aspectos de la historia de la Institución Teresiana y de lo que pretendía Pedro Poveda con ésta. Nos hicieron sumergirnos en el túnel del tiempo y revivir con ellos distintos momentos críticos, que nos hacían plantearnos sus propias dudas y preguntas.

Acogimos éstas y todo lo vivido en una oración al final de la tarde, que con el repetitivo canon de fondo: “los hombres y las mujeres de Dios son inconfundibles… por sus frutos santos”, nos invitaba una vez más a la coherencia entre nuestra fe y nuestra vida.

Acabó el día 30 con una extraordinaria velada titulada: “Gervasio, el loquero de los famosos”, en la que los jóvenes de la Comisión Nacional hicieron muestra de sus estupendas dotes dramáticas interpretando a Harryna Potter, Pocoyó y su amiga la elefanta Eli, el payaso triste y el payaso feliz, mamá Noël y Shakira….y consiguiendo que todas las personas allí presentes participaran activamente bailando, jugando, cantando…

El domingo, 31 de Octubre, los jóvenes se encontraron en grupos, esta vez por etapas o edades aproximadas, para profundizar, cada uno a su nivel, sobre cómo conectar y concretar con los Objetivos del Milenio una frase del padrenuestro, que había sido adjudicada al grupo.

Los compromisos surgidos de esa reflexión fueron presentados en una cadeneta de papel que recogía los de todos los grupos, en la Eucaristía, que cerró y clausuró el encuentro. En ésta se destacó de modo especial la lectura viva que cada grupo había hecho de cada frase del Padrenuestro conectada con los Objetivos del Milenio.

Terminábamos el encuentro con una bella bendición final: Que tu fe sea siempre: firme como una roca, inquebrantable como el cielo, profunda como los océanos, libre como el viento, auténtica como una flor silvestre, serena como la brisa, contagiosa como la risa de los niños, clara como un bello amanecer, segura como la risa de una madre, verdadera como el aire que respiras, transparente como las aguas cristalinas de los lagos…

Que tu fe se manifieste en el vivir cotidiano: en los momentos felices, en las etapas difíciles de tu vida, en la aceptación de quienes no piensan como tú, cuando te desprecien y humillen, cuando sufras la intolerancia, en la contemplación de los rostros cansados y agobiados que te cruzas en los caminos, en el trato que das a quienes no tienen esperanza, en las contrariedades personales y ajenas, en tu defensa de la justicia…

Que no guardes la fe para ti: habla a tiempo y a destiempo, confiesa tu fe sin miedo a nada ni a nadie, alza tu voz por los que no tienen voz, consuela desde tu fe a quienes se sienten angustiados y deprimidos por las guerras, por la violencia de género, por el terrorismo, transmite la paz y alegría que te proporciona vivir en fe….

Grita con San Pedro Poveda: CREÍ POR ESO HABLÉ. QUE ÉL TE BENDIGA DESDE EL CIELO, QUE APRENDAS  DE ÉL QUE, PORQUE CREYÓ, HABLÓ, HABLA Y HABLARÁ  a través de los siglos por siempre.

Puedes leer más sobre el Encuentro Nacional en los siguientes enlaces:

Si te gusta nuestra forma de planternos la vida y la fe, puedes contactar con nosotros a través de Facebook o de la sección Contactar de esta web.

Visto: 4897
Icono
  IT
  InteRed
 

ediw

  itespaña